Mieloma Múltiple

SEBIA ESTÁ COMPROMETIDA A MEJORAR EL DIAGNÓSTICO Y LA MONITORIZACIÓN DE LOS PACIENTES DE MIELOMA MÚLTIPLE EN TODO EL MUNDO

PATOLOGÍA

El mieloma múltiple (MM) es el segundo cáncer sanguíneo más frecuentemente diagnosticado tras el linfoma no hodgkiniano. Mundialmente, se estima que 103.000 personas fueron diagnosticadas de MM en 2008, lo que representa el 12% de todos los cánceres sanguíneos diagnosticados, según el Cancer Research UK.

El MM es un cáncer en el que las células plasmáticas proliferan descontroladamente y se acumulan en la médula ósea. Esto causa una producción excesiva de inmunoglobulinas (proteínas también denominadas anticuerpos) que finalmente desplazan a las células hematopoyéticas normales e impiden que funcionen eficazmente. Los síntomas del MM incluyen lesiones óseas, anemia y fallo renal. Los pacientes sufren normalmente dolor óseo y fracturas, y muchos también sufren pérdida de peso, fatiga e infecciones repetidas. La causa exacta del MM es desconocida y la edad habitual del diagnóstico es alrededor de los 70 años de edad. La evolución de la enfermedad es parecida a la de una enfermedad crónica.

 

Como el clon de células plasmáticas tumorales de la médula ósea está aumentado, la proteína monoclonal resultante (o proteína-M) es producida en grandes cantidades. La proteína-M es uno de los más antiguos y mejores marcadores tumorales de la enfermedad. La única técnica que puede identificar la monoclonalidad y detectar la proteína-M en los fluidos corporales es la electroforesis. A excepción de la electroforesis, no hay ninguna otra prueba no invasiva que pueda ser usada para realizar un diagnóstico en las etapas iniciales del MM de forma certera y económica.

PRINCIPIO DEL TEST

La electroforesis de proteínas es una técnica muy consolidada usada rutinariamente en los laboratorios clínicos para la detección de anomalías proteicas en muestras de suero y orina. Se obtienen las siguientes fracciones proteicas:

  • Gamma globulinas
  • Beta 2 globulinas
  • Beta 1 globulinas
  • Alfa 2 globulinas
  • Alfa 1 globulinas
  • Albúmina.

La proteína-M se caracteriza por la presencia de una banda/pico nítida y bien definida en el perfil electroforético. Una vez que se ha identificado la proteína-M (o se sospecha su presencia), la electroforesis es seguida por la caracterización inmunológica de la proteína-M,  tanto en suero como en orina, mediante inmunofijación o inmunotipado utilizando una reacción inmunológica del suero o la orina con los antisueros apropiados. Esta prueba de segundo nivel permite la determinación de la cadena pesada (IgG, IgA, IgM, IgD ó IgE) y/o la cadena ligera (kappa ó lambda) implicadas.

INDICACIONES DEL TEST

La electroforesis de las proteínas séricas y urinarias y su caracterización inmunológica son las pruebas de referencia para el diagnóstico del MM. La medida cuantitativa de la proteína-M mediante electroforesis es necesaria para monitorizar la enfermedad y evaluar la respuesta del paciente al tratamiento.

Sebia ofrece una gama completa de soluciones para que los clínicos puedan proporcionar una atención médica óptima a los pacientes con MM y otras gammapatías monoclonales. Garantía de elevada calidad y resultados trazables, esta completa gama de soluciones, tanto para el análisis del suero como de la orina, puede ser adaptada a laboratorios de cualquier tamaño.